Costes fijos y costes variables

Costes fijos y costes variables

Enviar comentarios

Tanto si estás empezando en el mundo de los negocios como si tu empresa ya está en marcha, sabes que minimizar los costes es la clave para obtener beneficios y alcanzar tus objetivos. Para ello, tendrá que saber cómo tomar las mejores decisiones sobre dónde, cuándo y cómo puede reducir sus costes totales.

Los costes totales pueden dividirse en dos categorías: costes fijos y costes variables. Aprender las diferencias entre ellos y cómo afectan a su negocio le ayudará a gestionar su empresa de forma eficaz ahora y en el futuro.

Por ejemplo, si tienes una panadería y tienes un mes malo, seguirás debiendo la misma cantidad por el alquiler o la hipoteca, el seguro de responsabilidad civil, los salarios de tus empleados, etc. Estos y otros costes fijos no cambian a medida que cambia tu negocio. Del mismo modo, tus costes fijos representarán un porcentaje menor de tus gastos totales si tu panadería aumenta su popularidad y genera más ventas.

Como los costes fijos son estables a corto plazo, son relativamente fáciles de proyectar e incluir en el presupuesto. Los costes fijos (como todo lo demás) se vuelven más difíciles de predecir cuando se empieza a mirar al futuro. Un día, el crecimiento del vecindario de tu panadería puede hacer que aumente el alquiler o los impuestos sobre la propiedad. O puede que cambien tus necesidades de cobertura, lo que se traduce en un aumento de las tarifas de los seguros. Pero por ahora, tus costes fijos son predecibles, y eso es una ventaja.

¿Cuáles son dos ejemplos de costes fijos y costes variables?

Algunos ejemplos de costes fijos son el alquiler, los impuestos y los seguros. Ejemplos de costes variables son las tasas de las tarjetas de crédito, la mano de obra directa y las comisiones.

¿Cuáles son los ejemplos de costes variables?

Los costes variables son los que cambian según el volumen. Ejemplos de costes variables son las materias primas, la mano de obra a destajo, los suministros de producción, las comisiones, los costes de entrega, los suministros de embalaje y las comisiones de las tarjetas de crédito.

¿Cuáles son los ejemplos de costes fijos?

Ejemplos de costes fijos

Los costes fijos incluyen cualquier número de gastos, como los pagos de alquiler, los salarios, los seguros, los impuestos sobre la propiedad, los gastos de intereses, la depreciación y, potencialmente, algunos servicios públicos. Por ejemplo, alguien que inicia un nuevo negocio probablemente comenzará con costes fijos de alquiler y salarios de gestión.

Ejemplos de costes fijos

El término coste se refiere a cualquier gasto en el que incurre una empresa durante el proceso de fabricación o producción de sus bienes y servicios. En pocas palabras, es el valor del dinero que las empresas gastan en la compra y venta de artículos. Las empresas incurren en dos tipos principales de costes cuando producen sus bienes: los costes variables y los fijos.

Los costes variables son todos los gastos que cambian en función de la cantidad que la empresa produce y vende. Esto significa que los costes variables aumentan cuando la producción aumenta y disminuyen cuando la producción disminuye. Algunos de los tipos más comunes de costes variables son la mano de obra, los gastos de servicios públicos, las comisiones y las materias primas.

Por otro lado, los costes fijos son los gastos que permanecen inalterables independientemente de la producción de la empresa. Estos costes son normalmente independientes de las actividades específicas de una empresa e incluyen cosas como el alquiler, el impuesto sobre la propiedad, los seguros y la depreciación.

Los costes variables son los gastos en los que incurre una empresa y que están asociados al número de bienes o servicios que produce. Los costes variables de una empresa aumentan y disminuyen con su volumen de producción. Cuando el volumen de producción aumenta, los costes variables aumentan. Pero si el volumen disminuye, los costes variables también lo hacen. Como ya se ha dicho, los ejemplos de costes variables suelen ser los siguientes

Ejemplos de costes semivariables

El término coste fijo se refiere a un coste que no cambia con el aumento o la disminución del número de bienes o servicios producidos o vendidos. Los costes fijos son gastos que tiene que pagar una empresa, independientemente de cualquier actividad comercial específica. Esto significa que los costes fijos son generalmente indirectos, en el sentido de que no se aplican a la producción de bienes o servicios de una empresa. Por lo general, las empresas pueden tener dos tipos de costes -costes fijos o variables- que en conjunto dan lugar a sus costes totales. Los puntos de parada suelen aplicarse para reducir los costes fijos.

Los costes asociados a la actividad empresarial pueden desglosarse por costes indirectos, directos y de capital en la cuenta de resultados y anotarse como pasivos a corto o largo plazo en el balance. Tanto los costes fijos como los variables conforman la estructura total de costes de una empresa. Los analistas de costes analizan tanto los costes fijos como los variables mediante diversos tipos de análisis de la estructura de costes. Los costes suelen ser un factor clave que influye en la rentabilidad total.

Los costes fijos son los que no cambian a lo largo del tiempo. Suelen establecerse mediante acuerdos contractuales o calendarios. Son los costes básicos que conlleva el funcionamiento integral de una empresa. Una vez establecidos, los costes fijos no cambian a lo largo de la vida de un acuerdo o programa de costes.

Cómo actúan los costes variables y los costes fijos dentro de la gama correspondiente

Somos un servicio de comparación independiente y con publicidad. Nuestro objetivo es ayudarle a tomar decisiones financieras más inteligentes proporcionándole herramientas interactivas y calculadoras financieras, publicando contenidos originales y objetivos, permitiéndole realizar investigaciones y comparar información de forma gratuita, para que pueda tomar decisiones financieras con confianza.

Las ofertas que aparecen en este sitio son de empresas que nos compensan. Esta compensación puede influir en cómo y dónde aparecen los productos en este sitio, incluyendo, por ejemplo, el orden en que pueden aparecer dentro de las categorías del listado. Pero esta compensación no influye en la información que publicamos, ni en las reseñas que usted ve en este sitio. No incluimos el universo de empresas u ofertas financieras que pueden estar disponibles para usted.

Somos un servicio de comparación independiente, apoyado por la publicidad. Nuestro objetivo es ayudarle a tomar decisiones financieras más inteligentes proporcionándole herramientas interactivas y calculadoras financieras, publicando contenidos originales y objetivos, permitiéndole realizar investigaciones y comparar información de forma gratuita, para que pueda tomar decisiones financieras con confianza.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad