Dinamicas para formar grupos adultos

Dinamicas para formar grupos adultos

Desarrollo de equipos

Los cambios en el desarrollo físico y de pensamiento de un adolescente vienen acompañados de grandes cambios en sus relaciones con la familia y los amigos. Las relaciones familiares suelen reorganizarse durante la pubertad. Los adolescentes quieren más independencia y más distancia emocional entre ellos y sus padres. El foco de atención de los adolescentes suele desplazarse hacia las interacciones sociales y las amistades. Esto incluye amigos del mismo sexo, grupos de amigos del mismo sexo y grupos de amigos de distinto sexo. La madurez sexual desencadena el interés por las citas y las relaciones sexuales.

Esto significa tomar decisiones por uno mismo y actuar según sus propios procesos de pensamiento y juicio. Los adolescentes empiezan a aprender a resolver los problemas por sí mismos. A medida que los adolescentes desarrollan más capacidades de razonamiento e intuición, empiezan a enfrentarse a nuevas responsabilidades. Empiezan a disfrutar de sus propios pensamientos y acciones. Los adolescentes también empiezan a tener pensamientos y fantasías sobre su futuro y su vida adulta (por ejemplo, la universidad o la formación laboral, el trabajo y el matrimonio).

Esto se define como un sentido del yo o de la propia personalidad. Una de las tareas clave de la adolescencia es alcanzar un sentido de identidad personal y un sentido seguro de sí mismo. El adolescente se siente cómodo con un cuerpo físico más maduro y lo acepta. También aprende a usar su propio juicio y a tomar decisiones por sí mismo. A medida que estas cosas suceden, el adolescente aborda sus propios problemas y empieza a desarrollar un concepto de sí mismo. Los problemas para desarrollar un concepto claro de sí mismo o de la identidad se producen cuando el adolescente no puede resolver las luchas sobre quién es como persona física, sexual e independiente.

¿Cuál es la dinámica de los grupos sociales?

El proceso social por el que las personas interactúan y se comportan en un entorno de grupo se denomina dinámica de grupo. La dinámica de grupo implica la influencia de la personalidad, el poder y el comportamiento en el proceso grupal.

¿Cuál es la dinámica de la estructura del grupo?

Según la teoría de Tuckman, hay cinco etapas de desarrollo del grupo: formación, tormenta, normalización, actuación y clausura. Durante estas etapas, los miembros del grupo deben abordar varias cuestiones y la forma en que se resuelven estas cuestiones determina si el grupo tendrá éxito en el cumplimiento de sus tareas.

¿Cuáles son algunos ejemplos de dinámicas de grupo?

A medida que los entornos sociales de los seres humanos se hicieron más complejos, adquirieron adaptaciones mediante dinámicas de grupo que mejoran la supervivencia. Algunos ejemplos son los mecanismos para tratar el estatus, la reciprocidad, la identificación de los tramposos, el ostracismo, el altruismo, la decisión de grupo, el liderazgo y las relaciones intergrupales.

Dinámica de grupos: teoría, investigación y práctica

La dinámica de grupos es un sistema de comportamientos y procesos psicológicos que se producen dentro de un grupo social (dinámica intragrupal), o entre grupos sociales (dinámica intergrupal). El estudio de la dinámica de grupos puede ser útil para comprender el comportamiento en la toma de decisiones, seguir la propagación de enfermedades en la sociedad, crear técnicas terapéuticas eficaces y seguir la aparición y popularidad de nuevas ideas y tecnologías[1]. Estas aplicaciones del campo se estudian en psicología, sociología, antropología, ciencias políticas, epidemiología, educación, trabajo social, estudios de liderazgo, estudios empresariales y de gestión, así como en estudios de comunicación.

La historia de la dinámica de grupos (o procesos de grupo)[2] tiene una premisa subyacente y constante: “el todo es mayor que la suma de sus partes”. Un grupo social es una entidad que tiene cualidades que no pueden entenderse sólo estudiando a los individuos que lo componen. En 1924, el psicólogo de la Gestalt Max Wertheimer propuso: “Hay entidades en las que el comportamiento del conjunto no puede derivarse de sus elementos individuales ni de la forma en que éstos encajan entre sí; más bien ocurre lo contrario: las propiedades de cualquiera de las partes están determinadas por las leyes estructurales intrínsecas del conjunto” (Wertheimer 1924, p. 7)[3] (La proposición sigue siendo cuestionable [¿por quién?], ya que los biólogos modernos y los teóricos del juego sí buscan explicar las “leyes estructurales del conjunto” en términos de “la forma en que los elementos encajan entre sí”[cita requerida]).

Comprender la dinámica del grupo

El término dinámica de grupo se refiere a los comportamientos y la psicología que crean e influyen en las interacciones de las personas dentro de un grupo. Es claramente una consideración importante para los facilitadores porque nuestro papel es conducir a los grupos a través de un proceso para generar un resultado objetivo, al tiempo que se crea una gran experiencia para los participantes. Al comprender las dinámicas de grupo, te beneficiarás de habilidades y conocimientos que aumentarán tu confianza e impacto.

Como seres humanos, todos hemos evolucionado con cierto nivel de necesidad de conectar socialmente con las personas que nos rodean, como demuestran las investigaciones de Matthew Lieberman y otros. Las dinámicas de grupo han sido una parte inherente de nuestra evolución.

Recomiendo el libro de Matthew Lieberman, Social. Why Our Brains are Wired to Connect. La investigación en neurociencia social de Lieberman muestra que nuestra necesidad de conectar con otras personas es aún más fundamental, más básica, que nuestra necesidad de comida o refugio. Nuestro cerebro utiliza su tiempo libre para aprender sobre el mundo social: otras personas y nuestra relación con ellas. Se cree que debemos dedicar 10.000 horas para dominar una habilidad. Cada uno de nosotros ha pasado 10.000 horas aprendiendo a dar sentido a las personas y a los grupos a los diez años. Las ideas del libro son realmente fascinantes.

Dinámica de grupo

De repente, el grupo de María perdió impulso. ¿Qué ocurrió? Su sala de enseñanza era perfecta, acogedora y fresca, con paredes casi desnudas y un cuadro relacionado con su estudio bíblico y algunos objetos sobre la mesa. Y la sala tenía luces incandescentes porque uno de los alumnos tiene convulsiones. María sintió la presencia de Dios en el grupo. Su estudio bíblico siempre había sido relajado y divertido, pero de repente todo parecía desmoronarse. ¿Qué ocurrió?    Un nuevo estudiante con autismo entró en el grupo, y la dinámica tuvo que volver a formarse.

María se propuso averiguar qué había pasado. Pensó que no era que fuera autista, aunque eso sí entró en la mezcla. Repasó lo que sabía sobre el pensamiento social: que la mayoría de las personas están programadas para el pensamiento social desde el nacimiento y que pasan intuitivamente por las fases de observación y adquisición de habilidades sociales a medida que aprenden a responder a las personas que les rodean. Muchos alumnos con discapacidades como el autismo u otros problemas no están programados de esa manera y tienen dificultades para aprender y aplicar la información social. Les cuesta leer las emociones, las intenciones o el punto de vista de los demás. Esto se convierte en un reto para ellos y en una oportunidad para un líder inteligente que quiera que se sientan cómodos en un grupo.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad