Estrategia de una empresa

Tipos de estrategia empresarial

La estrategia a nivel empresarial aborda la cuestión de cómo competirá una empresa en un sector determinado (Figura 5.2 “Estrategias a nivel empresarial”). A primera vista parece una pregunta sencilla, pero en realidad es bastante compleja. La razón es que hay muchas respuestas posibles a esta pregunta. Piense, por ejemplo, en los restaurantes de su pueblo o ciudad. Lo más probable es que viva cerca de una combinación de McDonald’s, Earls, Boston Pizza, The Keg y otras docenas de cadenas nacionales, así como de una variedad de restaurantes locales que sólo tienen un local. Cada uno de estos restaurantes compite con un modelo de negocio que es, al menos, único. Cuando una ejecutiva del sector de la restauración analiza su empresa y sus rivales, debe evitar distraerse con todos los matices de las estrategias de las distintas empresas a nivel empresarial y perder de vista el panorama general.

Una solución es pensar en la estrategia a nivel empresarial en términos de estrategias genéricas. Una estrategia genérica es una forma general de posicionar una empresa dentro de un sector. Centrarse en una estrategia genérica permite a los ejecutivos concentrarse en los elementos centrales de las estrategias a nivel empresarial y evitar competir en los mercados mejor atendidos por otras estrategias genéricas. El conjunto más popular de estrategias genéricas se basa en los trabajos del profesor Michael Porter, de la Harvard Business School, y de los investigadores posteriores que se han basado en las ideas iniciales de Porter (Porter, 1980).

¿Cuáles son los 4 tipos de estrategias empresariales?

De estas decisiones surgen cuatro estrategias genéricas a nivel empresarial: (1) liderazgo en costes, (2) diferenciación, (3) liderazgo en costes enfocado y (4) diferenciación enfocada.

¿Qué es un ejemplo de estrategia?

Una táctica se refiere a las acciones específicas que se llevan a cabo para alcanzar los objetivos fijados de acuerdo con la estrategia. Por ejemplo, la estrategia de la empresa A puede ser convertirse en el proveedor más barato del mercado de los smartphones. Para ello, sus directivos deben negociar con los proveedores para reducir los costes de los componentes electrónicos utilizados en la producción.

¿En qué consiste una buena estrategia empresarial?

Una buena estrategia proporciona una hoja de ruta clara, consistente en un conjunto de principios o reglas rectoras, que define las acciones que las personas de la empresa deben realizar (y no realizar) y las cosas que deben priorizar (y no priorizar) para alcanzar los objetivos deseados.

Hablo con pasión sobre la estrategia y los objetivos de la empresa

Para construir una cartera equilibrada y reavivar el crecimiento, las empresas deben calibrar con precisión su actual combinación de activos, capacidades y procesos. Combinamos nuestra experiencia en la asignación de recursos, la mejora del rendimiento, las fusiones y adquisiciones y las desinversiones para fortalecer las empresas y crear un valor sostenible. Nuestra rigurosa metodología y nuestras herramientas patentadas ayudan a nuestros clientes a planificar y ejecutar movimientos de cartera audaces, ágiles y decisivos.

La estrategia del ecosistema es un nuevo enfoque del crecimiento y la innovación que ayuda a las empresas a construir servicios interconectados para satisfacer las necesidades primarias de los clientes en una experiencia integrada. Muchas de las organizaciones más exitosas del mundo han aprovechado el poder de los ecosistemas y ya ofrecen servicios más allá de su negocio principal.

Nuestras investigaciones a lo largo de 70 años sugieren que el crecimiento viene determinado de forma abrumadora por los mercados en los que las empresas deciden competir. Por eso, identificar las tendencias adecuadas y hacer los grandes movimientos para capitalizarlas es fundamental para el éxito. Sin embargo, muchas empresas gestionan de forma pasiva sus carteras mediante una revisión anual, en gran medida financiera, de un único presupuesto global y pasan por alto las oportunidades a nivel de segmento dentro de la cartera de negocios existente y más allá.

Desarrollar la estrategia empresarial

En el ámbito de la gestión, la gestión estratégica implica la formulación y aplicación de los principales objetivos e iniciativas adoptadas por los directivos de una organización en nombre de las partes interesadas, sobre la base de la consideración de los recursos y la evaluación de los entornos internos y externos en los que opera la organización[1][2][3][4] La gestión estratégica proporciona una dirección general a una empresa e implica la especificación de los objetivos de la organización, el desarrollo de políticas y planes para alcanzar esos objetivos y, a continuación, la asignación de recursos para aplicar los planes[5]. [Los académicos y los directivos en activo han desarrollado numerosos modelos y marcos para ayudar a la toma de decisiones estratégicas en el contexto de entornos complejos y dinámicas competitivas[6]. La gestión estratégica no es estática por naturaleza; los modelos pueden incluir un bucle de retroalimentación para supervisar la ejecución e informar de la siguiente ronda de planificación[7][8][9].

La estrategia corporativa implica responder a una pregunta clave desde una perspectiva de cartera: “¿En qué negocio deberíamos estar?” La estrategia empresarial implica responder a la pregunta: “¿Cómo vamos a competir en este negocio?”[11][12]

Estrategia empresarial y estrategia corporativa

El objetivo de la estrategia corporativa es articular una visión de una gran empresa que también es una gran acción, y definir los movimientos específicos necesarios para dar vida a esa visión. Basada en una clara comprensión de la ventaja competitiva, la estrategia corporativa establece una hoja de ruta plurianual sobre la mejor manera de aprovechar la ventaja para impulsar el crecimiento rentable y la creación de valor fuerte y sostenido. Una estrategia corporativa ganadora identificará la cartera de negocios óptima, priorizará las plataformas de crecimiento adecuadas y establecerá una estrategia financiera para transformar la visión en valor.

Estrategia de la cartera corporativa. ¿Cuál es la lógica general de nuestra cartera de negocios? ¿Y cuáles son las funciones y prioridades estratégicas (generar efectivo, ampliar y crecer, desinvertir) de las unidades de negocio que la componen?

Estrategia financiera. ¿Disponemos de los procesos y políticas adecuados para vincular la estrategia a la creación de valor? ¿Asignamos el capital de forma eficiente y es óptimo el equilibrio entre la reinversión en el negocio y los pagos a los inversores? ¿Tenemos los inversores y la historia de los inversores adecuados?

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad