La comunicacion interpersonal descendente ascendente y horizontal

La comunicacion interpersonal descendente ascendente y horizontal

Comunicación diagonal

Si se observa el tiempo y el esfuerzo que los empleados dedican a gestionar los correos electrónicos, las presentaciones y las reuniones, es fácil ver la eficacia de la comunicación organizativa para el éxito de la empresa. La comunicación horizontal es uno de los medios de comunicación más importantes en la organización. Es una práctica clave que las empresas, desde las de nueva creación hasta las de gran tamaño, utilizan para mejorar el intercambio de información entre los empleados. En esta guía, vamos a tratar de aprender más sobre la comunicación horizontal y a explicar qué son los ejemplos de comunicación horizontal, sus beneficios y desafíos, los métodos populares y las herramientas y prácticas que ayudan a mejorar la comunicación en un lugar de trabajo.  ¿Qué es la comunicación horizontal?

La comunicación horizontal es la práctica de compartir información entre empleados de diferentes departamentos de la organización del mismo nivel jerárquico. Este modo de comunicación organizativa también se denomina “comunicación lateral” porque el flujo de información se produce lateralmente a través de los límites departamentales. La comunicación horizontal facilita la transmisión de la información a través de los niveles de la organización, en lugar de que las piezas vengan de arriba a abajo. El objetivo de esta práctica es promover la coordinación y la cooperación entre empleados con un rango, posición o estatus similar en la empresa. Con este método, las organizaciones pretenden mejorar habilidades como la resolución de problemas y el trabajo en equipo agilizando el flujo de información entre personas de igual nivel jerárquico.

¿Cuáles son los 3 tipos de comunicación en la organización?

La comunicación organizativa es direccional. Esto significa que la forma de comunicarnos cambia en función de la posición del interlocutor. Hay tres tipos de comunicación direccional: hacia abajo, hacia arriba y horizontal/lateral.

¿Qué es la comunicación descendente y ascendente?

El enfoque descendente se basa en las figuras de mayor autoridad para determinar los objetivos más importantes que se filtrarán a las tareas de los empleados de menor nivel. Por el contrario, el estilo de comunicación ascendente presenta un proceso de toma de decisiones que da voz a todo el personal en los objetivos de la empresa.

¿Qué es un ejemplo de comunicación horizontal?

Por ejemplo, una conversación entre dos asociados de marketing que tienen el mismo cargo y trabajan juntos en las mismas tareas también se clasifica como comunicación horizontal. Cuando están explicando el progreso de su trabajo o averiguando cómo completar una tarea, están participando en la comunicación horizontal.

Comunicación vertical

La información puede fluir en cuatro direcciones en una organización: hacia abajo, hacia arriba, horizontalmente y en diagonal. El tamaño, la naturaleza y la estructura de la organización dictan en qué dirección fluye la mayor parte de la información. En las organizaciones más consolidadas y tradicionales, gran parte de la comunicación fluye en dirección vertical -hacia abajo y hacia arriba-. En las empresas informales, como las nuevas empresas tecnológicas, la información tiende a fluir horizontal y diagonalmente. Esto, por supuesto, es una función de la jerarquía organizativa casi plana y la necesidad de colaboración. Las comunicaciones extraoficiales, como las que se llevan a cabo en la red de contactos de la empresa, aparecen en ambos tipos de organizaciones.

La comunicación descendente se produce cuando los líderes y directivos de la empresa comparten información con los empleados de nivel inferior. A menos que se solicite como parte del mensaje, los remitentes no suelen esperar (o querer especialmente) obtener una respuesta. Un ejemplo puede ser el anuncio de un nuevo director general o la notificación de una fusión con un antiguo competidor. Otras formas de comunicación descendente de alto nivel son los discursos, los blogs, los podcasts y los vídeos. Los tipos más comunes de comunicación descendente son las directivas cotidianas de los directores de departamento o de línea a los empleados. Incluso pueden ser en forma de manuales de instrucciones o manuales de empresa.

Comunicación descendente

La comunicación (originada por los verbos latinos communico, communicare que significan ‘hacer algo común’, ‘conectar’, ‘dar información a alguien’ y del sustantivo communio- ‘lo común’, ‘un sentido de conexión’) en un sentido general es una interacción social que tiene lugar cuando se envía un mensaje. Es un proceso de conexión entre unidades, grupos o instituciones. Su objetivo es intercambiar pensamientos, compartir conocimientos, información e ideas.

El proceso de comunicación se compone de un grupo de elementos, que incluyen: un emisor, un receptor, un canal de comunicación, un contexto, un mensaje, una retroalimentación y cualquier ruido que perturbe la transmisión efectiva de la información. La comunicación eficaz sólo es posible cuando el receptor entiende el mensaje.

El nivel más bajo de comunicación en la gestión es la comunicación intrapersonal, que se realiza en la mente de una persona, antes de que forme el mensaje, al elegir una forma adecuada de codificarlo. Luego viene la comunicación interpersonal entre dos o tres personas. Normalmente, se trata de un diálogo o una conversación. La comunicación de grupo se realiza dentro de un grupo social y la comunicación institucional, dentro de una institución social. El nivel más alto es la comunicación de masas, que incluye la creación de una red social de comunicación.

Comunicación horizontal

Este artículo se basa en un estudio de caso de una autoridad con 1.000 empleados. El material empírico consiste en documentos y entrevistas. Los documentos analizados incluyen documentos de dirección, correos electrónicos a los directivos de la función de apoyo y boletines informativos del máximo responsable. Las 17 entrevistas comprenden a gerentes, compañeros de trabajo y responsables de comunicación. Todas las entrevistas fueron grabadas y los autores han realizado transcripciones literales.

La pandemia es un ejemplo de problema perverso que implica mucha ambigüedad. A menudo, las organizaciones intentan manejar los problemas perversos tratando de controlarlos mediante las habilidades y prácticas de gestión tradicionales. Una pandemia exige un liderazgo, una cultura y un enfoque comunicativo que destaque la importancia de los compañeros de trabajo. En la organización estudiada, los autores encontraron conocimiento y retórica sobre el valor de los compañeros de trabajo y el compañerismo comunicativo. Sin embargo, la alta dirección no fomenta, apoya ni premia las prácticas que están en consonancia con la cultura adoptada. La clave del éxito está en que los altos directivos hablen por sí mismos y actúen como modelos de conducta.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad