Que es la permuta

Intercambio de divisas

Los swaps de tipos de interés se han convertido en una parte integral del mercado de renta fija. Estos contratos de derivados, que suelen intercambiar -o swap- pagos de intereses a tipo fijo por pagos de intereses a tipo variable, son una herramienta esencial para los inversores que los utilizan en un esfuerzo por cubrirse, especular y gestionar el riesgo.

Un swap de tipos de interés es un acuerdo entre dos partes para intercambiar un flujo de pagos de intereses por otro, durante un periodo de tiempo determinado. Los swaps son contratos de derivados y se negocian en el mercado extrabursátil.

Los swaps de tipos de interés más negociados y más líquidos se conocen como swaps “vainilla”, que intercambian pagos a tipo fijo por pagos a tipo variable basados en el LIBOR (London Inter-Bank Offered Rate), que es el tipo de interés que los bancos de alta calidad crediticia se cobran entre sí por la financiación a corto plazo. El LIBOR es la referencia para los tipos de interés flotantes a corto plazo y se fija diariamente. Aunque existen otros tipos de swaps de tipos de interés, como los que cambian un tipo variable por otro, los swaps vainilla constituyen la gran mayoría del mercado.

¿Qué es el intercambio en palabras sencillas?

Definición: El swap se refiere a un intercambio de un instrumento financiero por otro entre las partes interesadas. Este intercambio tiene lugar en un momento predeterminado, como se especifica en el contrato. Descripción: Los swaps no están orientados al intercambio y se negocian de forma extrabursátil, normalmente la negociación se orienta a través de los bancos.

¿Qué hace el canje?

Un swap es un contrato de derivados mediante el cual dos partes intercambian los flujos de caja o los pasivos de dos instrumentos financieros diferentes. La mayoría de los swaps implican flujos de efectivo basados en un importe principal nocional, como un préstamo o un bono, aunque el instrumento puede ser casi cualquier cosa.

¿Qué son los swaps con ejemplo?

Un swap en el mundo financiero se refiere a un contrato de derivados en el que una parte intercambiará el valor de un activo o flujos de efectivo con otra. Por ejemplo, una empresa que paga un tipo de interés variable puede intercambiar sus pagos de intereses con otra empresa que pagará un tipo fijo a la primera.

Desventajas del swap

Los swaps son instrumentos derivados que representan un acuerdo entre dos partes para intercambiar una serie de flujos de efectivo durante un periodo de tiempo determinado. Los swaps ofrecen una gran flexibilidad a la hora de diseñar y estructurar contratos basados en el acuerdo mutuo. Esta flexibilidad genera muchas variantes de swaps, y cada una de ellas sirve para un propósito específico.

Las empresas o los particulares intentan obtener préstamos rentables, pero es posible que sus mercados seleccionados no ofrezcan las soluciones de préstamo preferidas. Por ejemplo, un inversor puede obtener un préstamo más barato en un mercado de tipo variable, pero prefiere un tipo fijo. Los swaps de tipos de interés permiten al inversor cambiar los flujos de caja, según lo desee.

Supongamos que Pablo prefiere un préstamo a tipo fijo y dispone de préstamos a tipo variable (LIBOR+0,5%) o a tipo fijo (10,75%). María prefiere un préstamo a tipo variable y dispone de préstamos a tipo variable (LIBOR+0,25%) o a tipo fijo (10%). Debido a su mejor calificación crediticia, María tiene ventaja sobre Pablo tanto en el mercado de tipo variable (en un 0,25%) como en el de tipo fijo (en un 0,75%). Su ventaja es mayor en el mercado de tipo fijo, por lo que elige el préstamo de tipo fijo. Sin embargo, como prefiere el tipo variable, firma un contrato de permuta con un banco para pagar el LIBOR y recibir un tipo fijo del 10%.

Intercambio de tipos de interés

Operar con apalancamiento significa tomar dinero prestado para las posiciones en divisas. Cuando una posición se deja abierta durante más de un día, hay que pagar intereses por ese préstamo. Por lo tanto, los swaps son esencialmente tipos de interés para fondos apalancados.

La forma más popular de beneficiarse de los tipos de cambio es el Carry Trade. Se compra una divisa con un tipo de interés alto y se vende una divisa con un tipo de interés bajo, ganando sobre el interés neto de la diferencia.

Las operaciones tardan dos días en liquidarse, por lo que las realizadas el miércoles se liquidarán el viernes. Y aunque el mercado de divisas está cerrado los fines de semana, los bancos siguen cobrando intereses. La triple comisión cubre los tipos del fin de semana.

Descargo de responsabilidad: Este material escrito/visual se compone de opiniones e ideas personales. El contenido no debe interpretarse como un consejo de inversión y/o una solicitud de transacciones. No implica una obligación de compra de servicios de inversión, ni garantiza o predice el rendimiento futuro. FXTM, sus afiliados, agentes, directores, funcionarios o empleados no garantizan la exactitud, validez, puntualidad o integridad de cualquier información o datos puestos a disposición y no asumen ninguna responsabilidad por cualquier pérdida derivada de cualquier inversión basada en la misma.

Acuerdo de permuta de retorno

El contrato de derivados es uno de los mejores instrumentos de diversificación y negociación que utilizan tanto los inversores como los operadores. En función de su estructura, puede dividirse a grandes rasgos en las dos categorías siguientes: derechos contingentes, también conocidos como opciones, y derechos a plazo, como los futuros negociados en bolsa, los swaps o los contratos a plazo. De estas categorías, los derivados de swaps se utilizan efectivamente para intercambiar pasivos. Se trata de un acuerdo entre dos partes para intercambiar una secuencia de flujos de efectivo a lo largo de una duración determinada.

Normalmente, en el momento en que alguien inicia el contrato, al menos uno de estos flujos de efectivo se determina mediante una variable incierta o aleatoria, como el tipo de cambio, el tipo de interés, el precio de las acciones o el precio de una materia prima.

Esencialmente, el Swap Trading funciona cuando dos partes acuerdan intercambiar sus flujos de caja o pasivos basados en dos instrumentos financieros distintos. Aunque hay muchos tipos, el más común es el conocido como swap de tipos de interés. Un swap no está estandarizado y no se negocia en las bolsas de valores públicas, y no es habitual que los inversores minoristas participen en un swap.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad