¿Qué es un proyecto de vida colectivo?

¿Qué es un proyecto de vida colectivo?

Lurgan

El 8 de abril, más de 250 voluntarios se habían unido al proyecto. Organizado en una docena de equipos (que incluyen la creación de prototipos mecánicos/códigos/electrónicos, la normativa y la calidad, los ensayos clínicos, la logística, el abastecimiento específico, la industrialización y la comunicación), el colectivo se ha construido gracias a una increíble movilización de competencias y redes.Esta iniciativa es la fuerza colectiva de un proyecto que ha reunido a personas sobre la base de la solidaridad y la acción urgente. Un proyecto “Pro Bono” en un momento de crisis, y más aún durante el cierre, ha roto desde el principio las barreras y ha permitido la aparición de la inteligencia de grupo.

3 cubos de vida

El proyecto se centra en las poblaciones de la UE de dos especies de tortugas marinas, Caretta caretta y Chelonia mydas, que figuran como prioritarias para la conservación tanto en el Anexo II como en el IV de la Directiva de Hábitats. La población de la UE de Caretta caretta se reproduce principalmente en Grecia y Chipre, con lugares de anidación de menor importancia en Italia y España, mientras que sus zonas de alimentación se encuentran en las amplias plataformas continentales del Adriático y frente a Túnez, así como en el Egeo y a lo largo de la costa norte de África. La población comunitaria de Chelonia mydas se reproduce en Chipre y sus zonas de alimentación se encuentran en Turquía, Grecia, Albania y el norte de África hasta Túnez. Los lugares de nidificación están amenazados por la pérdida de hábitat causada por el desarrollo del turismo, el uso intensivo de las playas y la depredación de animales favorecidos por la presencia humana. En las zonas de alimentación, las tortugas marinas son capturadas incidentalmente y mueren en gran número por las artes de pesca, especialmente las redes de arrastre, los palangres y las redes fijas.

915 de la calle l

La concienciación medioambiental está aumentando en todo el mundo entre la comunidad científica, los políticos y el público en general. La conservación de la biodiversidad se está convirtiendo en una preocupación para los agricultores. Los viticultores tienen que enfrentarse a nuevos retos medioambientales, tanto por las nuevas normativas como por la comunicación y el marketing. De hecho, los clientes y consumidores exigen cada vez más productos “verdes”, y esto también se aplica al vino. Entre las diferentes cuestiones medioambientales (reducción de la contaminación, plaguicidas…) que a menudo se consideran limitaciones negativas, la gestión de la biodiversidad aparece como una acción positiva y, por tanto, un aspecto motivador en el que trabajar.

Para despertar el interés de los agricultores (las razones puramente ecológicas se adaptan menos a este público) es necesario un sólido conocimiento técnico (agronómico), y la ayuda financiera parece ser también un factor clave para obtener resultados significativos. El proyecto Life+ BioDiVine pretende reintroducir las infraestructuras ecológicas en las zonas de viticultura intensiva. Su éxito está fuertemente ligado a la implicación de las partes interesadas locales, como los consejos y los sindicatos vitivinícolas. De hecho, pretende ser un proyecto basado en una estrategia “ascendente” (demanda, motivación y comité de dirección a través de los propietarios de las tierras, viticultores) y asociado a otros actores locales. Aplicado en 7 lugares de demostración en Francia, España y Portugal, ofrece, además de una oportunidad para mantener la biodiversidad, una visión más amplia de las estrategias de conservación de la naturaleza en el contexto agrícola.

Áreas de vida

Nuestro proyecto desarrollará, en primer lugar, metodologías y bases de datos para ampliar los datos sobre la esperanza de vida en la edad adulta a principios de la Edad Moderna, ya que la literatura no ofrece actualmente suficiente material para sacar conclusiones firmes sobre las diferencias intraeuropeas. Además, para explicar cómo las zonas de la AEM pudieron producir una esperanza de vida igual -o incluso superior- a la de las zonas que no son de la AEM, nuestro proyecto analiza dos posibles vías explicativas: la biológica y la institucional. Una de las principales teorías de la biología evolutiva, que resulta especialmente interesante en el contexto de este proyecto, es la teoría del soma desechable, que predice que la reducción de la fertilidad conduce a un aumento de la longevidad (desarrollada por primera vez por Kirkwood (1977)). Según Kirkwood, los individuos disponen de un presupuesto energético limitado, que puede utilizarse para la reproducción o para el mantenimiento del cuerpo (soma), lo que da lugar a un intercambio en el que una mayor inversión en la reproducción da lugar a una menor inversión en el mantenimiento del cuerpo y, por tanto, a una menor longevidad. Esto enlaza con la teoría evolutiva, que predice que debería haber un equilibrio entre la reproducción y la longevidad, porque los animales deben utilizar la cantidad finita de energía que pueden acumular y utilizar a lo largo de su vida. Los animales pueden centrarse en la reproducción o en la longevidad para maximizar su éxito reproductivo global y, por tanto, la representación de los genes en las generaciones futuras.

Entradas relacionadas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad